Colectivo de Investigaciones Arqueológicas de Cerdanyola CRAC


El Colectivo de Investigaciones Arqueológicas es una entidad sin ánimo de lucro que nació en 1987 a raíz de las excavaciones arqueológicas en el yacimiento de Ca n'Oliver. Está formada por estudiantes y licenciados en historia, arqueología, historia del arte y otras disciplinas relacionadas con las ciencias humanas.

Sus objetivos son la investigación, la protección y la difusión del patrimonio histórico de Cerdanyola. En el campo de la investigación, el CRAC ha colaborado en las campañas de excavación programadas en el poblado ibérico de Ca n'Oliver desde 1987 y en el de Can Xercavins (1991-2002) y ha participado en los trabajos de investigación en la iglesia Vella de Sant Martí, en la cabaña del bronce de Can Bertran, el yacimiento del Polideportivo de la UAB, etc. Algunos de sus miembros son los autores de los artículos de difusión científica en los que se presentan los resultados de estos trabajos.

A la cabeza de la difusión, desde que se abrió al público el poblado de Ca n'Oliver y, después, el Museo, el CRAC ha centrado su actividad en la dinamización de este espacio histórico. En estrecha colaboración con los técnicos del Museo, prepara cada año el programa anual Conozcamos la cultura ibérica en el poblado de Ca n'Oliver con toda una serie de propuestas destinadas especialmente al público familiar.

Esta colaboración se regula mediante un convenio con el Ayuntamiento de Cerdanyola. Desde 2010, la sede del CRAC se encuentra en el Museo de Ca n'Oliver y su fondo bibliográfico especializado en arqueología forma parte de la biblioteca del Museo. Hasta 1999 el CRAC editó la revista de arqueología Limes, que le ha permitido desarrollar un programa de intercambio de publicaciones científicas con más de doscientas instituciones de Cataluña, de todo el Estado y de algunos países de la Unión Europea. En la tienda del Museo se pueden encontrar los números no agotados de la revista.